Ácidos insaturados Omega-3

En el siglo V antes de Cristo Hipócrates dijo ‘que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento’, expresando la importancia de una dieta completa y equilibrada para el mantenimiento de la salud. Hoy día la sobreexplotación del suelo, el uso de fertilizantes, plaguicidas, pesticidas, aceleradores de la maduración, o la maduración en cámaras, conservantes, aromatizantes, colorantes, etc., hacen que los alimentos no tengan los componentes necesarios para una completa nutrición.

Las sustancias minerales, las vitaminas y los aminoácidos y ácidos grasos denominados esenciales tenemos que recibirlos, necesariamente, a través de los alimentos, y por las razones anteriormente expuestas, esto no ocurre. Si unimos a estos condicionantes el hábito de consumir platos preparados, conservas y comida basura, llegamos a la conclusión de que nuestra dieta actual está muy lejos de ser completa y equilibrada, por lo que cada vez es más necesario recurrir a los complementos alimentarios para conseguir todos los nutrientes esenciales que necesitamos para mantener nuestro estado de salud.

Ácidos Insaturados Omega-3

Los ácidos grasos esenciales para el hombre son el ácido alfa-linolénico y sus derivados, que son los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, ácido eicosapentanoico (EPA), docosapentanoico (DPA) y docosahexanoico (DHA) que componen la familia de los omega 3 y el ácido linoleico, precursor de la familia de los omega 6.

La relación entre estos dos tipos de ácidos grasos permite regular numerosos procesos metabólicos, pero actualmente en la dieta occidental, es mucho mayor el consumo de ácido linoleico  en relación a los omega 3. La OMS recomienda una relación omega 6/omega 3 de 4:1 y estamos en España en 30:1, alcanzando en EE. UU. estados en los que la relación alcanza valores de 70:1.

Es, por tanto, necesario equilibrar el déficit que en nuestra dieta presentan los omega 3, que reducen la tendencia a la formación de trombos, ya que aumentan el tiempo de coagulación, disminuyen la viscosidad de la sangre, la agregación plaquetaria y el fibrinógeno y aumentan la deformabilidad de los eritrocitos. Se recomienda ingerir la cantidad diaria de 1 gramo de ácidos grasos omega 3 como complemento alimentario.

 Las funciones en las que interviene el DHA son numerosas, entre las más importantes podemos relacionar las siguientes:

  • Reduce la agregación plaquetaria y, en consecuencia, el riesgo de trombosis.
  • Aumenta la migración de las células  endoteliales, reparando las lesiones tisulares de arterias y venas, resultando diez veces más efectivo que el EPA en esta acción.
  • Reduce, de forma significativa, la intolerancia a la glucosa.
  • Disminuye, de manera importante, la síntesis de sustancias proinflamatorias.
  • Evita la formación de ateromas.
Beneficios de los ácidos omega 3

Corazón y Sistema vascular.

  • Efecto antitrombótico, debido a su propiedad antiagregante plaquetaria.
  • Reducción de arritmias, previniendo la taquicardia y la fibrilación, al estabilizar eléctricamente la membrana de las células del miocardio.
  • Reducen la hipertensión al eliminar los depósitos de grasas y plaquetas en el endotelio vascular, recuperando la flexibilidad de los vasos y disminuyendo la densidad sanguínea.
  • Regula los lípidos plasmáticos (colesterol y triglicéridos), equilibrando la relación entre HDL y LDL (colesterol ‘bueno’ y ‘malo’) y disminuyendo la peroxidación de lipoproteínas.
  • Disminuyen la respuesta inflamatoria, promueven la reparación endotelial, la adhesividad vascular, mejorando la flexibilidad de las paredes vasculares, previniendo arterioesclerosis, varices, roturas capilares, etc.

Patologías reumáticas e inflamatorias.

La inflamación se produce por la liberación de los eicosanoides a partir del ácido araquidónico, originando los autacoides pro-inflamatorios y los tromboxanos TXA2, los primeros responsables de arterioesclerosis, trombosis, artritis, asma, dermatitis, etc, y los segundos son potentes vasoconstrictores, pro-agregantes y aumentan la presión sanguínea.

El EPA es responsable de la producción de prostaciclina 3, potente vasodilatador, antiagregante y reductor de la presión sanguínea y de los tromboxanos TXA3, vasoconstrictores débiles y antiagregantes, por lo que resulta decisiva la adecuada proporción entre omega 3 y omega 6 para regular los procesos inflamatorios, importante en procesos patológicos como:

  • Osteoporosis, al facilitar la remineralización del cartílago y favorecer los factores anabólicos que permiten la formación y absorción ósea.
  • Artritis reumatoide, al reducir los procesos inflamatorios.
  • Enfermedad de Crohn, reduciendo la inflamación y dificultando el desarrollo de bacterias relacionadas con esta enfermedad, como el H. pylori.
  • Asma, el desequilibrio con la ingesta de ac. Linoleico, incrementa la síntesis de leucotrienios, aumentando la inflamación de la mucosa bronquial, agudizando la sintomatología asmática. Los omega 3 reducen estos procesos inflamatorios.

Sistema Nervioso.

Los omega 3 establecen conexiones químicas fundamentales con las cadenas de fosfolípidos y resultan esenciales para el equilibrio de las células del tejido nervioso, casi la mitad de la materia blanca y gris está compuesta por fosfolípidos. El DPA es un componente importante de la corteza cerebral, así como de la membrana sináptica de las células nerviosas, resultando imprescindible para un normal desarrollo de las funciones y actividades neuronales.

  • Desórdenes mentales y neurológicos, la membrana neuronal contiene altas concentraciones de DHA, casi un 25%, la disminución de los depósitos de omega 3, especialmente de DHA, produce alteraciones de la funcionalidad de la membrana, pudiendo ocasionar depresión, agresividad, esquizofrenia y otras enfermedades mentales y neurológicas.
  • Dislexia, se han constatado síntomas clínicos de deficiencia de ácidos grasos omega 3 en disléxicos, confirmados con pruebas bioquímicas. El tratamiento con omega 3 produjo mejoría en la visión y en la comprensión de estos enfermos.
  • Depresión, la falta de DHA no es la única razón de la depresión, pero hace que los individuos sean más propensos a padecerla.
  • Hiperactividad y atención, se ha demostrado, en un estudio con 100 niños, que los que tenían menores niveles de omega 3 presentaban mayores problemas de aprendizaje y comportamiento (rabietas y trastornos de sueño) que los niños con niveles normales de ácidos omega 3. La suplementación de la dieta con ácidos omega 3 mejoraba los síntomas y el estado fisiológico.
  • Alhzeimer, la composición de nuestro cerebro contiene un 60% de ácidos grasos, que éstos sean de la calidad apropiada y estén en la proporción debida incide en el normal funcionamiento cerebral. El aporte de omega 3 previene las pérdidas de memoria y la demencia senil.

Membranas celulares y piel.

La composición de las membranas celulares contiene una cantidad importante de omega 3, si ésta cantidad no es la adecuada se altera la permeabilidad de la membrana, impidiendo que puedan penetrar, a través de ella, todos los nutrientes necesarios para su normal funcionamiento biológico, o que a través de la membrana salgan todas las toxinas producidas por su biología. En ambos casos se produce una alteración en el funcionamiento celular, que puede ocasionar múltiples patologías. Es por lo que el aporte en la dieta de ácidos omega 3 puede prevenir y corregir tantas enfermedades.

En el caso de la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo, los omega 3 aportan elasticidad y resistencia, mejorando los problemas de dermatitis atópica, hiperqueratosis, manchas, acné, eczemas, soriasis, etc.

Embarazo y lactancia.

Tanto en el embarazo, como en el crecimiento y desarrollo de los niños, los ácidos grasos esenciales resultan vitales para la formación de las membranas celulares y los nuevos tejidos, hasta tal punto que el aporte de ácidos omega 3 durante el embarazo va a promover una menor incidencia de parto prematuro, hipertensión y depresión post-parto, y en el recién nacido mayor peso, mayor longitud, mayor perímetro pericraneal, mayor agudeza visual, menor probabilidad de hiperactividad y mejor maduración del sistema inmune.

Otros beneficios

  • Diabetes tipo II
  • Hipertrigliciridemia
  • Afecciones oculares (ojo seco, retinopatia, etc.)
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Formación de oncogenes y, en consecuencia, de tumores.
Producto recomendado
IDEAL OMEGA DHA®
Ideal Omega DHA
Ideal Omega DHA

Composición y envase: Envase 90 cápsulas blandas. 900 mg DHA + 180 mg EPA por dosis diaria

POR QUÉ IDEAL OMEGA DHA?

  • Procedente de una sola especie, Abadejo Salvaje de Alaska, capturado en el Mar de Bering según estándar MSC (Pesca Sostenible Certificada).
  • Máxima puntuación IFOS 5***** de calidad, pureza y libre de metales pesados.
  • ​Ratio 1:5 EPA:DHA Ideal para incorporar el DHA como suplemento diario.
  • ​900 mg de DHA y 180 mg EPA en 3 pequeñas cápsulas de gelatina de pescado que constituyen la dosis diaria recomendada.

Para más información en el siguiente link: Ideal Omega DHA

5 comentarios sobre “Ácidos insaturados Omega-3

  • el 20 septiembre, 2011 a las 21:07
    Permalink

    muy interesante al descubre porque un tratamiento natural para la depresión es poderoso incluiye omega 3, definitivamente el omega 3 es buenisimo e importante para nuestra dieta y salud…….

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2012 a las 7:49
    Permalink

    ES ESTUPENDO,MI HIJA LO HA ESPERIMENTADO CON SU PRIMER HIJO, Y AHORA LO SIGUE TOMANDO PARA FORMAR A SU SEGUNDO HIJO EN LA SEGURIDAD DE QUE ES IMPRESCINDIBLE.

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2013 a las 15:24
    Permalink

    Lo he comprobado personalmente, tambien lo toma toda mi familia y merece la pene imbertir en salud, gracias.

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2013 a las 15:26
    Permalink

    Estoy muy contenta lo tomamos toda la familia, merece la pena imbertir en salud, un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 19 junio, 2013 a las 12:47
    Permalink

    es el mejor producto sin duda alguna en su genero, lo tomo siempre desde que el doctor me lo indico, por circunstancias deje de tomarlo y rápidamente tuve que comprarlo y empezar a tomar, pues mi piel se seco y el cabello se seco y empezó a caer….estaba clarísimo que fue por la ausencia de ingesta del producto, lo estoy tomando de nuevo no llevo ni un mes y el problema se va solucionando es increíble.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.