Cargando... (0%)

Tensión Arterial Alta (Hipertensión)

18 julio 2011

Cuando el músculo cardíaco se contrae la presión sanguínea llega a su punto máximo (tensión sistólica) y, entre dos contracciones del músculo cardíaco, se obtiene la tensión diastólica.  La primera es la que comúnmente se conoce como máxima y la otra como mínima.

Los síntomas que pueden indicar la situación de hipertensión son insuficiencia respiratoria al caminar o subir una cuesta, cefaleas, trastornos de la visión, insomnio, vértigos, hemorragias nasales, etcétera.

Los ácidos grasos poli-insaturados Omega 3 pueden ayudar a regular la tensión arterial y a equilibrar los niveles de la sistólica y la diastólica, a normalizar las cifras de colesterol, triglicéridos, disminuir la densidad de la sangre, limpiar el interior de las paredes arteriales de depósitos de grasas y plaquetas, aumentando la flexibilidad de las mismas, etcétera.

Algunas recomendaciones diatéticas:

Numerosos estudios demuestran que reducir la cantidad de sodio en la dieta reduce la presión arterial. La sal es necesaria en el organismo en pequeñas dosis, pero si se sobrepasa la cantidad adecuada se puede producir retención de líquidos y aumento de la presión arterial. Necesitamos 1,25 g de sal al día y tenemos que tratar de mantener su ingesta por debajo de los 6 g al día (1 cucharilla de café): 6 g de sal = 2,5 g de sodio = 2.500 mg de sodio.

La forma mas fácil de reducir la sal en la dieta es no añadirla a los alimentos. Los alimentos frescos suelen tener una concentración de sal mucho más baja que los preelaborados o precocinados.

De mayor a menor contenido, los alimentos mas ricos en sal son: cubitos de caldo, sopas comerciales, bacalao salado, tocino de cerdo, caviar, pizzas, bacon, precocinados (croquetas, empanadillas…), queso azul, ketchup, jamón serrano, aceitunas, jamón cocido, queso manchego, patatas fritas comerciales, frutos secos, embutidos…

Importancia del etiquetado

Es muy importante leer bien el etiquetado de los productos para comparlos entre sí y elegir aquéllos con un contenido bajo en sal. Ten en cuenta que los ingredientes se colocan en la lista en orden descendente de cantidad. Es decir, cuanto antes aparezca la palabra sal en la lista de ingredientes, mayor proporción contiene. Por ello, es aconsejable escoger los productos en los que la sal esté hacia el final de la lista.

Otro consejo importante es tratar de elegir siempre alimentos que contengan menos de 0,5 g o 500 mg de sodio por 100 g de producto. Si queremos calcular cuánta sal tiene un producto, debemos multiplicar la cantidad de sodio por 2,5, ya que un gramo de sodio equivale a 2,5 gramos de sal.

Fármacos con sodio

Las personas que tengan restringido el consumo de sodio también deben saber que algunos fármacos tienen un alto contenido de este elemento, especialmente aquéllos con una presentación efervescente.

Sustitutos de la sal

Para hacer más sabrosos los platos utiliza especias y hierbas como sustitutos de la sal. Por ejemplo, cuando prepares una carne puedes emplear laurel, nuez moscada, pimienta, salvia, tomillo, ajo, cebolla, orégano o romero. En el caso de los pescados, suele irles mejor curry en polvo, eneldo, mostaza, zumo de limón o pimienta. Y para los vegetales, lo más apropiado es romero, salvia, eneldo, canela, estragón, albahaca o perejil.

Dieta baja en sal

Junto con la reducción en el consumo de sal, el tratamiento dietético de la hipertensión consiste en una dieta rica en verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva y alimentos que contengan poca grasa. El alcohol y sustancias excitantes como la cafeína producen un aumento de la presión arterial. Por ello, se aconseja limitar su ingesta:

  • Los hombres, menos de 30 g de alcohol diarios; las mujeres, menos de 20 g.
  • No más de dos ó tres cafés al día.

Y recuerde: los hábitos de vida saludables como el ejercicio, no fumar, el control del peso y una dieta adecuada te pueden ayudar a controlar la hipertensión.

Puede usted consultar la dieta recomendada por la Asociación Española de Cardiología y la Fundación Española del corazón:  Consulte la dieta dando un clik en el siguiente link Dieta para la tensión arterial alta

La recomendación general, a demás del tratamiento médico, es la administración de tres perlas diarias de MÁS OMEGA, una con cada comida; y tres cápsulas diarias de DINATEN 1, una con cada comida.

MÁS OMEGA

Más Omega

Más Omega está compuesto por ácidos omega tres insaturados (DPA, DHA, EPA) que actúan sobre las grasas asimiladas. La diferencia con otros productos a base de omega tres presentes en el mercado es el DPA que aporta, encargado de licuar y limpiar  la sangre.  A partir de los 40 años se debería tomar una perla como preventivo.

Composición:

– Aceite de Origen marino 70,42% (500 mg/perla)

– Envoltura (Gelatina y Glicerina)

– Vitamina E (D-Alfa tocoferol 5 mg).

Perfil de acidos grasos por perla:

– E.P.A. (Ac. Eicosapentanoico): 90 mg.

– D.H.A. (Ac. Docosahexanoico): 60 mg.

– D.P.A. (Ac. Docosapentanoico): 10 mg.

Posología: Tres perlas diarias en ayunas. Se recomienda no tomar 10 días antes ni después de intervenciones quirúrgicas.

DINATEN 1

INGREDIENTES

Gelatina (Envolvente Cápsula); Extracto seco de Cola de Caballo (Equísetum Arvense L) 15 %; Ext. seco de lila (Tilia Platyphyllos Scop.) 15%; Ext. seco de Mejorana (Origanum majorana L) 10 %; Ext. seco de Olivo (Olea europaea L.) 10 %; Agente de carga (Malto-dextrína); Ext. seco de Espino Blanco (Crataegus Monogyna Jacq) 5 %; Ext  seco de Fumaría (Fumaria officilis L.) 5 %. Ext. seco de Muérdago (Viscum album L) 5 %; Ext.seco de Ajo (Allium sativum l.) 4 %; Antiaglomerante (Dióxido de Silicio); Antiaglomerante (Estearato de MagneSia); Colorante E-l71 (Dióxido de Titanio del envolvente de la cápsula).

CANTIDAD APORTADA POR DOSIS DIARIA: 225 mg de Ext. de Cola de Caballo; 225 mg de Ext. de Tilo; 150 mg de Ext. de Mejorana; 150 mg de Ext. de Olivo; 75 mg de Ext. de Espino Blanco; 75 mg de Ext. de Fumaría, 75 mg de Ext. de Muérdago; 60 mg de Ext. de Ajo.

DOSIS DIARIA RECOMENDADA: 3 cápsulas al día. Tomar una cápsula con agua antes del desayuno, comida y cena.

ADVERTENCIAS: Los complementos alimenticios no deben ser utilizados como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y de un modo de vida sano. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. Consérvese en lugar fresco y seco, alejado de la luz directa.