Cargando... (0%)

Micofín: nuevo producto para tratar las infecciones de hongos en las uñas y el pie de atleta

13 diciembre 2017

La infección por hongos en las uñas, o la onicomicosis, es la alteración de las uñas más común y es responsable de alrededor del 50 por ciento de todas las infecciones de las uñas. En medicina natural existen tratamiento eficaces como Micofín que contiene Sulfato de cobre, Sulfato de Zinc y Aceite del Árbol del te.

La infección de hongos en las uñas de los pies se produce por un hongo microscópico llamado dermatofito generalmente, que vive en las células muertas de la piel y en el pelo de la piel. Estas infecciones, llamadas onimicosis, son causadas por los hongos llamados Tinea unguium. Una vez que se asienta el hongo en esa zona, se va extendiendo gradualmente a áreas cercanas, como cutículas y debajo de la uña, cambiando el color de ésta a un tono amarillento, a veces con dolor intenso. Otro hongo causante de la onicomicosis puede ser la Cándida albicans.

El sulfato de cobre y el sulfato de zinc son sustancias químicas cuya acción antimicótica se debe a la interacción en diversos componentes del desarrollo y metabolismo del hongo, que causan la inhibición de su crecimiento o su muerte.

Sulfato de cobre:

El sulfato de cobre tiene un uso importante como fungicida. Fuë en 1761 cuando se descubrieron las propiedades fungicidas del sulfato de cobre en la agricultura, pero la acción para combatir hongos, bacterias y parásitos no se limita sólo al campo de la agricultura sino que tiene aplicaciones mëdicas como para combatir micosis, pie de atleta, herpes, etc.

Uno de los fungicidas más antiguo es el caldo bordelés, que se sigue utilizando actualmente, se inventó en 1.880 en la región de Burdeos y se compone de sulfato de cobre y cal. El sulfato de cobre es un fungicida erradicador o sistémico para aplicar sobre la zona afectada. Tiene acción astringente, caústica, antiséptico y secante.

Sulfato de zinc:

Tiene acción estructural en la estabilización de las proteínas y membranas celulares. Posee un papel básico en la estructura de la enzima SOD y propiedades antibacterianas, antivirales y cicatrizantes. Asimismo parece tener una acción sobre las mitocondrias y ribosomas fúngicos.

Aceite de Árbol de Te:

Se obtiene de un árbol denominado Melaleuca alternifolia que crece en Australia y se ha utilizado desde hace muchos años, pero recientemente se han incrementado las investigaciones sobre la acción antimicótico de los terpenoides y el cineol que son los componentes activos.

La infección de hongos en la uña del pie es una situación en la que la uña se infecta con hongos microscópicos, en general por el dermatofito Tinea unguiüm, que viven en las células muertas de la piel. Esta afeccón se llama Onicomicosis.

Una vez que el hongo se asienta, se va esparciendo gradualmente a las áreas cercanas, como las cutículas y debajo de la uña que generalmente cambiance a un color amarillento, produciendo, a veces, mucho dolor. El aceite de Árbol de de té es un buen remedio natural para tratar las infecciones de hongos en las uñas y el pie de atleta, según análisis de la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos

En la Universidad de Rochester se realizaron ensayos usando el aceite de Árbol de te tópicamente en 117 pacientes que padecían de hongos en las uñas de manos y pies. El estudio concluyó que este tipo de hongo es reincidente y que el aceite de Árbol de té es una opción eficiente desde las primeras etapas y que puede utilizarse tabimén como preventivo.

La Universidad de Michigan indica que el uso en la piel del aceite del árbol del té es seguro, sólo se han visto pocos casos de reacción alérgica en algunas personas, la que se frenó al cesar el tratamiento, por lo que es recomendable testarlo antes de iniciar el tratamiento.

El vinagre de manzana también posee propiedades antimicóticas, por lo que ayuda al aceite de árbol de té a acabar con los hongos, puesto que éstos necesitan de un medio alcalino para multiplicarse, la acidez del vinagre de manzana contrarresta las posibilidades del hongo para sobrevivir y multiplicarse.

MICOFIN

 

Composición: Sulfato de cobre y Sulfato de zinc al 1 por mil aa. Aceite de Árbol de Té al 50% con vinagre de manzana c.s.p. 50 ml.

Presentación: envase de 50 ml.

USO: Aplicar sobre la zona afectada dos veces al día. USO TÓPICO EXCLUSIVAMENTE.