Cargando... (0%)

Memoria (mejora de)

18 julio 2011

Para mejorar la memoria en estudiantes, personas que están preparando una oposición, mejorar la retención y la concentración durante el estudio recomendamos una dieta saludable y un vial de DINAMEM 24 diario en el desayuno.

Dieta para la memoria:

Alimentos adecuados

La alimentación juega un papel muy importante en la conservación de la memoria. Muchos de los problemas de la memoria se deben a una falta de componentes, fundamentalmente vitaminas, que son necesarios para que las neuronas tengan un funcionamiento adecuado. Otras veces la pérdida de memoria se debe al efecto que sobre el cerebro tienen los alimentos contaminados por pesticidas u otras toxinas que van reduciendo su salud. La edad es un factor muy importante no solamente por la pérdida neuronal que el paso de los años produce sino también porque, durante esta época, se producen una serie de desequilibrios que conllevan a una menor absorción de las vitaminas, minerales u otros elementos necesarios para el sistema nervioso. Comer adecuadamente, junto con el resto de recursos naturales, puede ayudar a conservar la memoria activa durante más años e incluso, en muchos casos, a recuperarla.

Entre los alimentos aconsejados para la memoria tenemos los siguientes:

Alimentos ricos en Vitamina B: La vitamina B se considera como la vitamina más importante para la salud mental. Dentro del grupo de esta vitamina , son especialmente interesantes para la conservación y mantenimiento de la memoria la Vitamina B1 (Tiamina) , la Vitamina B3 (Niacina), la Vitamina B6 (Piridoxina) , la Vitamina B9 (Ácido fólico) y la Vitamina B12 (Cobalamina) . Comer alimentos naturales que contengan vitaminas de este grupo nos ayudara a mejorar y conservar la memoria y la capacidad de concentración mental

Alimentos ricos en colina: La colina es considerada un miembro de la vitamina B. La colina procede de la degradación de la fosfatidilcolina, que es un componente de la lecitina. La colina es responsable de la formación del neurotransmisor acetilcolina. La acetilcolina es necesaria para el buen funcionamiento de los impulsos nerviosos en el cerebro. Sin la colina se pueden producir desajustes en el cerebro que se manifiestan en forma de conductas no apropiadas, problemas emocionales y falta de memoria. Entre los principales alimentos ricos en colina tenemos: los ajo, las cebollas, el apio, los cacahuetes, los espárragos, la avena, las borrajas, las zanahorias, la soja, el trigo, el arroz, las judías, los guisantes, las berenjenas, las habas o el maíz.

Alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3: Estos ácidos grasos esenciales son muy importantes en la conservación y mantenimiento de las arterias y capilares. Una ingestión adecuada de los mismos nos ayudara. La ingestión de alimentos ricos en ácido linolénico o complementos que contengan este principio rebaja los triglicéridos, disminuye el colesterol , previene la formación de coágulos en las arterias al impedir la agregación plaquetaria y disminuye levemente la presión arterial. Muchos de los accidentes cerebrales, especialmente en ancianos, se deben a problemas en las arterias causados por una mala circulación.  Comer pescado azul un par de veces por semana o ingerir aceites ricos en Omega-3, como el aceite de sésamo, de linaza, de soja o de germen de trigo; ingerir alimentos enriquecidos con Omega-3 o comer nueces, espinacas, almendras, pepinos, o lechugas, ayudar a mantener unos buenos niveles de estos ácidos en nuestro cuerpo.

– Alimentos antioxidantes: Los radicales libres son los mayores responsables de la oxidación de las células y su posterior envejecimiento y degeneración. Comer alimentos ricos en componentes antioxidantes es la mejor manera de mantener la mente en buena forma. La mayoría de frutas, verduras y hortalizas son muy ricas en estos componentes por lo que una alimentación basada fundamentalmente en este tipo de alimentos nos ayudara a conservar y proteger la memoria.

Entre estos alimentos podríamos mencionar, por ejemplo, los tomates o las zanahorias, muy ricos en licopeno; los ajos, las cebollas, las manzanas, las coles, las peras, o las espinacas que contienen mucha quercetina; pimientos naranjas, limones, pomelos, etc con cantidades elevadas de vitamina C; las calabazas o las borrajas que contienen elevadas cantidades de carotenos, etc.

Alimentos desaconsejados

Entre los alimentos cuyo consumo debería reducirse o evitarse se encuentran:

Alimentos ricos en grasa: Especialmente los que contienen grasas saturadas que contribuyen al desarrollo de una mala circulación y a la aparición de enfermedades del aparato circulatorio. Cuando hablamos de este tipo de alimentos nos referimos tanto a los aceites saturados (aceite de coco, aceite de palma, manteca de cerdo, mantequillas, etc) como a los alimentos que contienen este tipo de grasas (Carnes grasas, embutidos, salchichas, leche entera o sus derivados, etc)

– Exceso de alimentos ricos en azúcares: Especialmente los azúcares refinados. El exceso de azúcar, además de contribuir al desarrollo diabetes o la caries dental, se transforma en grasa, contribuyendo al desarrollo de la obesidad y a una mala circulación.

No obstante no se puede olvidar que la mente necesita azúcar para poder funcionar adecuadamente. Para ello lo obtendremos directamente de los alimentos naturales, como frutas o cereales y no del que se pueda hallar en preparaciones industriales como pasteles, helados, bollería, etc, Estos alimentos, además de contener azúcares refinados, se caracterizan por poseer cantidades elevadas de grasas.

– Alimentos ricos en productos artificiales: Evitaremos al máximo los alimentos que contienen productos artificiales (colorantes, conservantes o aditivos) los cuales tienen un efecto oxidante sobre las neuronas y pueden contribuir a la pérdida de memoria.

Igualmente se debe evitar la ingestión de agua que contenga muchos metales pesados los cuales pueden resultar tóxicos para la mente. Un agua de manantial garantizada o agua mineral serán necesarias cuando el agua potable contenga demasiados contaminantes.

– Alimentos ricos en pesticidas: Todos ellos resultan también oxidantes y contribuyen a la falta de memoria. A ser posible los sustituiremos por alimentos de cultivos ecológicos. Cuando esto no sea posible, conviene, al menos, lavar bien los alimentos, especialmente cuando se vayan a comer crudos y, en el caso de las frutas, es necesario pelarlas adecuadamente.

– Evitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas.

Un excelente complemento natural para mejorar la memoria es DINAMEM 24. Tomar un vial diario por las mañanas en el desayuno.

 

Producto  Indicado para mejora de la memoria y capacidad de concentración mental.

Componentes:

 Fosfatidilcolina: Resulta importante en la formación y mantenimiento de los neurotransmisores cerebrales entre la neurona, y proporciona fósforo orgánico de forma directamente asimilable. Mejora los procesos de aprendizaje, la memoria, la capacidada intelectual y la agilidad mental, así como evita el agotamiento o estrés mental.

Fosfato monosódico:Se incluye en la composición para favorecer el transporte eficiente de los nutrientes cerebrales específicos y como un aporte de fósforo al cerebro.

Fosfatidilserina:Nutre las membranas celulares del cerebro y mejora muchas funciones cognitivas que tienden a declinar con la edad: memoria próxima, aprendizaje, concentración, estado de ánimo y alerta. Además mantiene bajos los niveles orgánicos de cortisol.

Ácidos insaturados omega 3:

–      Los ácidos insaturados omega 3 establecen conexiones químicas fundamentales con las cadenas de fosfolípidos, resultando esenciales para el euilibrio de las células del tejido nervioso, casi la mitad de la materia blanca y gris está compuesta por fosfolípidos. El DHA es un componente importante de la corteza cerebral, así como de la membrana sináptica de las células nerviosas, resultando imprescindible para el normal desarrollo de las funciones y actividades neuronales.

–      En los desórdenes mentales y neurológicos, la membrana neuronal contiene altas concentraciones de DHA , casi un 25%, la disminución de los depósitos de omega 3, especialmente de DHA, produce alteraciones de la funcionalidad de la membrana, pudiendo ocasionar depresión, agresividad, eaquizofrenia y otras enfermedades mentales y neurológicas.

–      En la dislexia se han constatado síntomas clínicos de deficiencia de ácidos grasos omega 3, confirmados con pruebas bioquímicas. El tratamiento con omega 3 produjo mejoría en la visión y en la comprensión de los disléxicos.

–      En la hiperactividad y déficit de atención se ha demostrado, en un estudio con 100 niños, que los que tenían menores niveles de omega 3 presentaban mayores problemas de aprendizaje y comportamiento (rabietas y trastornos de sueño) que los niños con niveles normales de ácidos omega 3. La suplementación de la dieta con Mas Omega mejoraba los síntomas y el estado fisiológico.

–      La composición de nuestro cerebro contiene un 60% de ácidos grasos, que estos sean los  apropiados y estén en la cantidad debida incide en el normal funcionamiento cerebral. El aporte de ácidos omega 3 previene las pérdidas de memoria, el Alhzeimer y la demencia senil.

Lecitina de soja:Es la mayor fuente natural de Fosfatidilcolina.

Glicerofosfato de magnesio:Aumenta los depósitos de magnesio en el SNC ayudando a controlar los receptores NMDA (N-metil-D-aspartato) evitando una excesiva secreción de adrenalina y cortisol.

Glutamina:Es un amonoácido no esencial que ayuda a limpiar de amoniaco algunos tejidos, en especial el cerebro.

L-triptófano:Es esencial para que la glándula pineal segregue la serotonina que es un neurotransmisor cerebral.

MODO DE EMPLEO:  Un vial diario por las mañanas.