Cargando... (0%)

Magnesio de Mahen: Nuevo producto para las afecciones musculares.

07 octubre 2016

El magnesio es un elemento muy abundante en la naturaleza, en la que se encuentra en forma de sales, siendo el octavo elemento más abundante en la tierra y el segundo, después del sodio, en el mar.

Los alimentos que consumimos hoy en día son muy ricos en potasio y muy pobres en magnesio, debido a los abonos químicos que se utilizan en la agricultura, por lo que la deficiencia de magnesio es relativamente frecuente debido a la alimentación pobre en magnesio, procesos diarréicos largos, por la toma continuada de diuréticos, diabetes, mala absorción intestinal, alcoholismo, alimentación prolongada por vía parenteral, etc.

Los síntomas carenciales de magnesio son constante sensación de fatiga, los calambres musculares, la falta de memoria y de concentración, arritmias, la artrosis y la osteoporosis por ser un elemento esencial en la producción de colágeno, hipersensibilidad al estrés, etc.

La ingesta diaria recomendada para varones adultos es de 350 mg. diarios y para la mujer de 330 mg. al día. Los alimentos más ricos en magnesio son, entre los de origen animal el queso con 140 mg. por 100 gramos, entre los de origen vegetal los frutos secos y los vegetales de hoja verde, siendo el cacao con 429 mg. por 100 gramos, el más rico. Para conservar el magnesio en los vegetales se recomienda cocinarlos muy poco y nunca en el microondas.

La administración transdérmica del cloruro de magnesio es hasta 10 veces más rápido y eficaz que por vía oral, por lo que MAGNESIO de MAHEN es una manera rápida y eficaz para conseguir el nivel necesario de magnesio en nuestro organismo.

¿Qué beneficios aporta el cloruro de magnesio a nuestra salud.?

– Combate los dolores y calambres musculares.
– Mejora el rendimiento deportivo y evita lesiones.
– Trata el síndrome de piernas inquietas.
– Mejora los procesos de artrosis, bursitis y osteoporosis.
– Recomendado en los tratamientos de estrés y ansiedad.
– Ayuda a fijar el calcio en huesos y dientes.
– Previene los cálculos renales, ya que moviliza el calcio.
– Actúa como laxante suave y antiácido.
– Efectivo en las convulsiones del embarazo, previniendo el parto prematuro.
– Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo el dolor premenstrual.
– Relaja el sistema nervioso favoreciendo el sueño.
– Favorece a los hipertensos.

El cloruro de magnesio no debe administrares a personas con diarrea ni con enfermedad renal ni con colitis ulcerosa. En caso de la toma de antibióticos, se recomienda aplicar el cloruro de magnesio 3 ó 4 horas antes de consumir el antibiótico pues puede disminuir la efectividad de algunos de ellos.

De las sales de magnesio que se utilizan, el cloruro, el carbonato, el sulfato y el fosfato, el más solicitado, con diferencia, es el cloruro que es soluble, el carbonato no lo es por lo que no es directamente asimilable por el organismo pero puede administrares a pacientes con hiperclorhidria pues la neutraliza al tener que transformar el carbonato en cloruro para poder asimilarlo, el sulfato de magnesio es de un sabor muy amargo y se utiliza en las personas que tienen problemas hepáticos y el fosfato de magnesio se utiliza en las sales de Schüssler, la número 7, y en homeopatía, la Magnesia phosphorica, en ambos casos a diluciones infinitesimales.

El polisorbato 20 o Tween 20 es un tensoactivo cuya estabilidad y casi nula toxicidad permite su uso como emulgente en numerosas aplicaciones en el hogar, en alimentos, medicamentos y en la industria. Es un aditivo alimentario aprobado por la Unión Europea para uso en Alimentos identificado como E 432.

Es un tensoactivo no iónico que tiene un valor HLB de 16,7, por lo que es adecuado para la producción de emulsiones de aceite en agua y como humectante. Además es estable en disoluciones de electrolitos, así como ácidos y bases débiles, favoreciendo la penetración transdérmica.

El ácido láctico se produce más rápidamente en nuestro organismo durante el ejercicio intenso, cuando se produce una alta demanda de energía. Es un proceso beneficioso porque regenera el NAD (nicotinamida) asegurando que la producción de energía continúe y así también el ejercicio. Debido a la gran cantidad de ATP producido e hidrolizado durante el ejercicio se produce una caída del pH, causando la acidosis, que es uno de los factores que produce el dolor agudo muscular, las agujetas y las contracturas musculares después del ejercicio. El ácido láctico, transformado en lactato, neutraliza la acidificación y evita los síntomas musculares que pueden producirse tras los esfuerzos físicos.

Magnesio de Mahen

magnesio web

Presentación: Spray.
Modo de empleo: Vaporizar sobre la piel y masajear hasta su completa absorción.
Ingredientes: Magnesium Chloride; Polysorbate 20; Lactic Acid; Phenoxyethanol; Ethylhexylglycerin.
Laboratorio: Mahen, S.L.