Cargando... (0%)

Fluyen Crema: Nuevo producto para la mala circulación de retorno.

22 Octubre 2016

Fluyen Crema del Laboratorio Mahen es un producto de uso tópico externo, indicado  para la pesadez de las piernas y los pies, dolor, pinchazos, piernas frías, calambres, heridas que no llegan a cicatrizar, varices, hemorroides, dificultad en el desplazamiento, calambres, piernas amoratadas, flebitis, claudicación intermitente, etc.

La mala circulación de retorno se produce por falta de fluidez de la sangre en las piernas, por laxitud de las paredes venosas y por las altas temperaturas que producen una vasodilatación de los vasos sanguíneos que producen un mayor volumen de sangre en los miembros inferiores, causando dolor, pesadez y otros síntomas que originan una menor calidad de vida en las personas que la padecen.

Los síntomas más frecuentes son la pesadez de las piernas y los pies, dolor, pinchazos, piernas frías, calambres, pérdida de vello, heridas que no llegan a cicatrizar, en una situación más grave, la aparición de úlceras o llagas, varices, hemorroides, dificultad en el desplazamiento, calambres, piernas amoratadas, flebitis, claudicación intermitente, etc.

El problema principal que conlleva la mala circulación de retorno es el endurecimiento y obstrucción de los vasos sanguíneos por la aterosclerosis, que es la acumulación de placas de grasas en las paredes venosas.

Hay una serie de factores que originan, o agravan, la mala circulación de retorno, como enfermedades (obesidad, diabetes, hipercolesterolemia), el sedentarismo, permanecer muchas horas de pie, una dieta inadecuada, con muchas grasas saturadas, el tabaquismo, la nicotina es un vasoconstrictor, ciertos medicamentos , el estrés, etc.

Para mejorar la mala circulación de retorno debemos. Llevar una dieta adecuada, realizar ejercicio de forma habitual, alternar los periodos de trabajo sentado con los de sentado y viceversa, utilizar ropa holgada, zapatos cómodos y calcetines sin exceso de presión. Las medias compresivas pueden ayudar a mejorar la circulación de las piernas.

fluyen-crema

Composición: Aqua, Prunus amígdalus dulcís oil, Persea gratisima oil, Sodium acrylates copolymer, Phenoxyethanol, Vaccinium mirtillus extract, Lecithin, Etylhexylglycerin, Hamamelis virginiana extract, Ruscus aculeatus extract, Vitis vinifera extract, Centella asiática extract, Quercetin, Parfum, Linalool, Geraniol, D-Limonene, Hydroxycitronellal.

Modo de empleo: Aplicar con las manos en las piernas, de abajo arriba hasta su total absorción

Contenido neto: 150 ml.

Composición del producto

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES: Es un aceite muy fluido, de sabor agradable, que se emplea en la preparación de linimentos por tener acción emoliente, suaviza e hidrata la piel, además de calmar la irritación de la misma.

ACEITE DE PERSEA GRATISSIMA: Es el aceite de la pulpa del aguacate, tiene la propiedad de nutrir en profundidad, tonifica y aporta elasticidad a la piel, al ser rico en escualenos, fitosteroles, tocoferol y vitaminas A, B, D y E. Favorece la penetración a través de la piel por su parecido a la grasa dérmica.

VACCINIUM MIRTILLUS: Es el mirtilo o arándano, contiene antocianósidos que son potentes antioxidantes que fortalecen los vasos sanguíneos y las paredes de los capilares, mantiene la flexibilidad de los glóbulos rojos que les permite pasar a través de los capilares y el suministro de oxígeno, tienen acción vasodilatadora, mejora las venas varicosas, previene la insuficiencia venosa crónica, mejorando la condición de las válvulas de las venas, evitando la aparición de varices, arañas vasculares, llagas en las piernas y las hemorroides. Recientes investigaciones han demostrado que tiene actividad anti ulcerosa, tanto preventiva como curativa.

HAMAMELIS VIRGINIANA: El Hamamelis es una planta similar al avellano, de hecho se le conoce como avellano de bruja, entre otras acepciones, por la semejanza del fruto con la avellana. El fruto tiene forma de cápsula con semillas de color negro y brota de un arbusto de hasta 7 metros de altura, de flores amarillas que florecen en otoño y mitad de invierno.

Sus hojas contienen flavonoides y taninos , que son principios activos muy interesantes en el tratamiento de los trastornos circulatorios. Los taninos ejercen una acción venotónica que ayuda a la contracción de los vasos sanguíneos , los capilares y las venas, favoreciendo el flujo de la sangre, desinflaman y alivian la pesadez de piernas, solucionando problemas como flebitis, hemorroides y varices.

Por su contenido en vitamina P, aumenta la resistencia de los capilares y disminuye su permeabilidad, que es responsable de la inflamación y el edema.

RUSCUS ACULEATUS: Es un pequeño arbusto de 30 a 80 cm. de altura, perteneciente a la familia de las asparragáceas, originaria de Eurasia y que crece, principalmente, en el sur de Europa. Es conocido por los griegos como “arrayán salvaje” por su parecido con el mirto, las virtudes medicinales del fusco son conocidas desde antigüo, pues forma parte del conocido “Jarabe de las cinco raíces”, junto al hinojo, apio, espárrago y perejil.

Se utiliza contra hemorroides y varices gracias a sus componentes vasoconstrictores y antiinflamatorios. Se aplica de forma externa y se utiliza el rizoma, la raíz y las hojas. Contiene gran cantidad de taninos, glucósidos, resina, calcio y potasio. El rutósido que contiene es el principal responsable de su acción sobre las piernas cansadas, varicosas, hemorroides y flebitis, al tener una acción vitamínica P, que mejora la resistencia de los capilares.

Un estudio multicéntrico, randomizado, doble ciego, de tres meses de duración en el que participaron 166 mujeres con insuficiencia venosa, pareció mostrar una reducción del volumen del miembro inferior, una mejoría de la sintomatología y de la calidad de vida. Se recogieron datos sobre 148 pacientes. Diversos estudios demuestran que el fusco ejerce la acción venotónica mediante un mecanismo a la-adrenérgico . Sus saponósidos esteroídicos son vasoconstrictores, antiinflamatorios y antiedematosos.

La evaluación clínica y capilaroscópica de 124 pacientes tratados con una combinación de fusco, ácido ascórbico y hesperidina metil chalcona durante ocho semanas, en un estudio abierto, mostró una mejoría de los datos capilaroscópicos y clínicos. No había grupo de control.

VITIS VINIFERA: Se cree que el origen de la uva cultivada en Europa está en la región del mar Caspio. La dispersión de las semillas por las aves, el viento y el agua difundió la planta hacia el oeste, hasta las costas asiáticas del Mediterráneo. Las hojas contiene derivados polifenolicos: antocianósidos, isoquercitrósido, taninos gálicos y catéticos. Los frutos abundante glucosa y ácidos orgánicos como tartárico, mágico, succínico, cítrico y oxálico y las semillas del 15 al 20% de ácidos grasos Insaturados.

A la uva se le atribuye un efecto antiesclerótico pues disminuye los niveles de LDL , las hojas tienen una acción venotónica, vasoprotectora y astringente, los frutos previenen los procesos isquémicos y las semillas previenen el aumento de la permeabilidad capilar.

En la cutícula de la semilla se encuentran polifenoles , que según diversos estudios clínicos que tiene una acción antioxidante muy superior al de la vitamina E, dado que los polifenoles se fijan donde se forman, precisamente, los radicales libres.

CENTELLA ASIÁTICA: En la India está considerada la más espiritual de todas las hierbas. Crece en zonas de la cordillera del Himalaya y los yoguis la usan para mejorar la meditación, hace 3.000 años. Es considerada como una de las hierbas más rejuvenecedora de la medicina ayurvédica. Se utiliza, entre otras muchas cosas, para tratar la insuficiencia venosa crónica, las venas varicosas, las hemorroides, flebitis, calambres y hormigueo en las piernas, las úlceras de la piel, la retención de líquidos, etc. Estimula la formación de colágeno por lo que reafirma, tonifica y rejuvenece la piel.

Su principal principio activo son los triterpenoides (saponinas), conocidos como asiaticoside, madecassoside y ácido madasiatic y debido a los dos primeros fundamentalmente, debe su acción de prevenir, retrasar y tratar la insuficiencia venosa crónica, fortaleciendo las válvulas de las venas de la circulación de retorno, evitando las varices, las arañas vasculares, las llagas de las piernas y las hemorroides.

QUERCITINA: Fué descubierta por J. Rigaud en el año 1.854. Es un flavonoide que se encuentra en altas concentraciones en frutas y verduras, en especial en la cebolla. La cebolla roja contiene tanta quercitina que supone el 10% de su peso seco. Es el flavonoide más abundante y el más habitual en la diera humana, destacando por su actividad antioxidante. A partir de él se obtienen otros flavonoides, como la naringenina o la rutina. Precisamente, debido a la rutina ofrece las acciones beneficiosa en los trastornos de la circulación de retorno, como varices, hemorroides, insuficiencia nerviosa, síndrome de piernas inquietas, calambres, etc.