Cargando... (0%)

El déficit de vitamina D es el defecto nutricional más frecuente en los españoles

15 marzo 2014

Aunque España sea un país cálido, existe una carencia generalizada de vitamina D en toda la población, que se puede relacionar con un aumento del riesgo de sufrir cáncer de colon, mama o próstata. Los científicos exigen mayor atención de los profesionales sanitarios, sobre todo en atención primaria.Esta molécula reguladora de la biología del hueso se forma en una proporción del 90% por la radiación solar, y en el 10% restante, por la dieta. Contra todo pronóstico, los habitantes de países cálidos, como España, no tienen los niveles correctos de la vitamina. “Es el defecto nutricional más frecuente en los españoles”, ha asegurado Franco Sánchez, jefe del servicio de endocrinología del Hospital Carlos III (Madrid).

El nivel crítico de vitamina D, según el Instituto de Medina de EE UU, es de 20 nanogramos por mililitro, aunque muchos médicos consideran que, para prevenir enfermedades, habría que elevarlo a 30”, ha explicado a SINC Michael F. Holick, director en el Centro Médico de la Universidad de Boston (EE UU).

La carencia está ligada, sobre todo, a la obesidad, al embarazo, a la diabetes tipo 1 o a las enfermedades autoinmunes, pero afecta a toda la población. Aunque se puede mejorar con alimentos como lácteos o pescados azules, “no es suficiente”, ha subrayado Sánchez durante el simposio “Vitamina D y cáncer: promesa o realidad”, que concluye hoy en la Fundación Ramón Areces de Madrid.

Qué es la Vitamina D

La vitamina D o calciferol es un heterolípido insaponificable del grupo de los esteroides. Se le llama también vitamina antirraquítica ya que su déficit provoca raquitismo. Es una provitamina soluble en grasas y se puede obtener de dos maneras: Mediante la ingestión de alimentos que contengan esta vitamina, por ejemplo: la leche y el huevo; y por la transformación del colesterol o del ergosterol (propio de los vegetales) por las radiaciones solares.  Se estima entre 1000 y 2000 IU diarias la cantidad de vitamina D suficiente para un individuo sano adulto.

¿Cómo se miden estos niveles de vitamina D?

Sólo a través de análisis de sangre porque su carencia no tiene una sintomatología específica. “Algunas personas mayores presentan una leve debilidad muscular”, ha explicado el experto del Hospital Carlos III. Los endocrinólogos están concienciados de la importancia de esta molécula, pero no así los expertos de medicina primaria.

En cuanto a la investigación, ésta se centra sobre todo en la prevención, pero diferentes estudios empiezan a estudiar sus aplicaciones terapéuticas, como la combinación con diferentes terapias antitumorales.

Alimentos Ricos en Vitamina D

El Cacao, almendra, mantequilla, trigo, trigo germinado, carne de vacuno, champiñón, hígado, el esturión, los aceites de germen de trigo, arenque, los aceites vegetales vírgenes, las ostras, la leche, pescado, el pan, salmón, la soja, el atún, el girasol, el trébol, el rodaballo, las setas, el aceite de hígado de bacalao.

Precaución con la exposición al sol

Aunque la vitamina D se forma con la radiación solar, los científicos han recomendado precaución a los ciudadanos a la hora de tomar el sol. “La solución no es tomar más el sol porque aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel”, ha advertido el profesor del CSIC.   No obstante, una exposición de 10 a 15 minutos, entre las diez de la mañana y las tres de la tarde, en manos y piernas, durante los meses de verano, “podría ser beneficiosa”, ha apuntado Holick.

Suplemento alimenticio Recomendado:

VitaD3 del Laboratorio Mundo Natural

VitaD3 ok

Composición: Por 0,6 ml: aceite de oliva virgen (Olea europea), 0,3 ml vitamina E (acetato d-alfa tocoferilo) 50 % o, 6 mcg, vitamina D 3 (colecalciferol) 7,5 mcg.

Modo De Empleo: Tomar una pipeta al día. Los complementos alimenticios no deben sustituir una dieta equilibrada y saludable estilo de vida.

Advertencias: No se conocen efectos secundarios si se sigue el modo de empleo.

Recomendaciones: Mantener el envase bien cerrado en lugar fresco, seco y protegido de la luz y lejos del alcance de los niños.