Cargando... (0%)

Diabetes

20 julio 2011

La diabetes es una patología relacionada con la producción de insulina.  Existen varios tipos de esta enfermedad, pero fundamentalmente vamos a considerar la Diabetes Tipo 1, que es aquella provocada por una  escasa o nula producción de insulina en los islotes de Langherans del páncreas y que necesita la administración de insulina. La Diabetes Tipo 2, es aquella que se produce por una resistencia del organismo a la acción de la insulina, necesitando la administración de antidiabéticos orales.  Al ser una enfermedad no dolorosa, hay muchas personas que la padecen sin tener conocimiento de ello.  Los síntomas que nos pueden hacer pensar que sufrimos diabetes son la poliuria (abundante secreción de orina), polidipsia (exceso de sed) y polifagia (exceso de hambre sin que aparezca sensación de saciedad, además de frecuentes cefaleas.

Hay alimentos que deben eliminarse de la dieta como lo son los azúcares, la miel, harinas y pastas refinadas, legumbres y frutos secos, dulces, licores, vinos azucarados.  En cuanto a la dieta recomendada, con más frecuencia de lo habitual, son judías verdes y borraja, que facilitan los descansos de glucosa en sangre.

ALIMENTOS PARA LA DIABETES

La alimentación juega un papel importante en el control y en la prevención de la diabetes. Una alimentación adecuada, junto con el mantenimiento del peso ideal, y la práctica habitual de ejercicio físico resulta adecuada para prevenir o controlar el aumento del nivel de azúcar en la sangre. Es importante que la persona diabética acuda al médico o dietista para que le facilite una dieta adecuada para su persona.

Alimentos adecuados para la diabetes

En general podemos decir que son alimentos adecuados para la dieta de la persona diabética:

Alimentos que contienen azúcares que el organismo absorbe poco a poco: Ello hace que el nivel de azúcar en la sangre se pueda mantener más bajo y constante que cuando se ingieren alimentos que liberan rápidamente sus azúcares. Dentro de este grupo tendríamos:

– Las legumbres ( soja, garbanzos, lentejas, judías, etc).

– Los cereales integrales ( pan, arroz, pasta, etc).

– Las frutas ricas en fibras solubles que, además de impedir la absorción rápida de del azúcar, liberan azúcares poco a poco. Son especialmente interesantes las manzanas o las peras , ricas en elementos antidiabéticos como la fibra soluble pectina, y los minerales magnesio y el zinc que estimulan la producción de insulina. Sus azúcares en forma de fructosa resultan muy asimilables. Son muy interesantes las semillas de zaragatona por su riqueza en mucílagos un tipo de fibra vegetal. De todas maneras, se aconseja un consumo moderado de este grupo de alimentos para evitar que resulten perjudiciales.

Alimentos que impiden la asimilación rápida de los azúcares: Son alimentos ricos en fibras solubles que, además de retardar la absorción de los azúcares, contribuyen a eliminar el colesterol una enfermedad que puede aumentar el riesgo de la diabetes. Los alimentos ricos en carbohidratos complejos (almidones) son los más adecuados Entre todos estos alimentos tenemos uno cuya importancia dentro de la alimentación de la diabetes resulta esencial: la avena. Este alimento es especialmente rico en fibras solubles. Su ingestión habitual disminuye el colesterol en la sangre y previene que los azúcares de los alimentos se absorban rápidamente. Otros alimentos con propiedades similares son la pasta, especialmente la pasta integral, y otros alimentos feculentos como las patatas o los boniatos.

Alimentos que estimulan la producción de insulina: Son alimentos ricos en minerales como el zinc (apio, espárragos, etc), el magnesio (judías, espinacas, verdolaga o germen de trigo) o el cromo (levadura de cerveza).

– Alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas: alimentos que ayudan a disminuir el colesterol y a reducir el peso, lo que favorece la disminución de los niveles de azúcar en las sangre. Dentro de los alimentos vegetales destacan como especialmente proteicos las legumbres. El tofu o queso de soja se aconseja especialmente. Las personas no vegetarianas deberían carnes magras como fuente de proteína (especialmente pollo o pavo). La leche y sus derivados ( yogures, quesos, quefir, etc) deberían ser desnatados.

En general las verduras y hortalizas son alimentos con poca grasa especialmente recomendados en la dieta de la diabetes.

Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 : ayudan a disminuir el colesterol y mejoran la circulación. Son buenas fuentes de estos ácidos el pescado azul (sardina, salmón, caballa, atún, etc) o las semillas de linaza. En menos proporción muchas verduras y hortalizas como, por ejemplo, las fresas, el pepino, las coles de Bruselas, o las coles.

Alimentos desaconsejados para la diabetes

Podemos decir que no resultan adecuados en la dieta de la diabetes los siguientes alimentos:

Alimentos con azúcares de rápida absorción: alimentos azucarados como caramelos, pastas, golosinas, bebidas azucaradas, chocolate o dulces. Dentro de este grupo se deben incluir alimentos vegetales muy ricos en azúcares ( uvas, dátiles o higos) y frutas secas cuyos azúcares se encuentran demasiado concentrados. Unos u otros deben ser ingeridos en poca cantidad. Deben evitarse las frutas enlatadas en almíbar. Alguno de estos alimentos podría necesitarse urgentemente en caso de presentarse hipoglucemia o bajo nivel de azúcar en la sangre en enfermos con Diabetes mellitus insulino- dependiente o diabetes tipo I.

El consumo excesivo de frutas: La fruta resulta muy recomendable, porque además de glúcidos contiene muchas vitaminas y minerales que resultan esenciales para la salud. Sin embargo, no debe abusarse de la fruta y se debe moderar su ingestión, especialmente en caso de problemas metabólicos, como la diabetes o la obesidad.

Alimentos ricos en grasas animales o vegetales saturadas: Elevan el colesterol de la sangre y contribuyen a la obesidad. Dentro de este grupo tenemos las carnes grasas, los embutidos, las salchichas, la leche entera o sus derivados sin desnatar (quesos, mantequillas, yogures, natillas, etc).

¿Alimentos especiales para diabéticos? Según muchos dietistas no resultarían demasiado recomendables, tanto porque limitan demasiado el amplio abanico de alimentos que una persona con diabetes puede escoger como, en general, por su elevado contenido en grasas.

– ¿Alimentos con sal? Las personas diabéticas tienen una predisposición mayor a la hipertensión. La ingestión de alimentos ricos en sal puede propiciar el aumento de la tensión arterial. Por lo tanto, es mejor que estos enfermos escojan una dieta con alimentos que tengan poca sal.

– El alcohol debe evitarse en la dieta de la diabetes.

El tratamiento con medicina natural, consiste en la toma dos perlas diarias de IDEAL OMEGA DHA (Laboratorio Margan Biotech), una en el desayuno y otra en la cena; y DIBECOL GLUCO (Laboratorio mundonatural), tres cápsulas diarias, una con cada comida.

 

IDEAL OMEGA DHA®

Envase 90 cápsulas blandas.
900 mg DHA + 180 mg EPA por dosis diaria

Para más información en el siguiente link: Ideal Omega DHA

Dibecol Gluco- 90 cápsulas. Mundonatural

Complemento alimenticio a base de extracto de Agracejo, que ayuda en el control del metabolismo mejorando la relación insulina – glucosa. Es considerado uno de los más potentes hipoglucemiantes naturales.

Propiedades de los ingredientes:
La Berberina, actúa sobre un regulador del metabolismo básico, que también está presente en animales y plantas. La berberina es capaz de activar el metabolismo al acelerar los mecanismo de transformación de nutrientes, como glucosa o lípidos en energía celular. En la Diabetes tipo 2, cuando las células disminuyen la sensibilidad a la glucosa por ausencia de insulina o sensibilidad, la toma de berberina permite aumentar la disponibilidad y aprovechamiento de la glucosa por parte de las células, así como, reducir la producción de glucosa por parte del hígado.

En las personas que tienen problemas cardiovasculares, la AMPK aumenta la combustión de los lípidos en las mitocondrias. Estimula la producción de óxido nítrico, que relaja los músculos de las arterias, a la vez que aumenta la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial e incrementa la protección contra la arterioesclerosis.

El Ácido alfa-lipoico, aumenta la sensibilidad de las células a la insulina y mejora su capacidad para resistir el daño de la oxidación. Los investigadores sugirieron que el ácido alfa lipoico mejoraba la función mitocondrial de la célula, lo que permite que la célula produzca energía de manera más eficiente y a su vez respalda la capacidad de la célula de recibir insulina. Tiene una influencia significativa sobre dos parámetros importantes: el colesterol y la adiponectina.

La función principal del cromo es la de ayudar a mantener estables los niveles de glucosa en sangre. Estudios muestran que el cromo puede ayudar a personas con Diabetes tipo 2 a controlar los niveles de azúcar en sangre.

El Cromo contribuye a mantener niveles normales de glucosa en sangre.
Ingredientes por 3 cápsulas: Extracto seco de Agracejo (Berberis vulgaris L., 97% berberina) 1545 mg, Ácido alfa-lipoico 300 mg. Picolinato de Cromo 333 mcg (40 mcg de Cromo, 100%VRN*).

Otros ingredientes: Maltodextrina. Antiaglomerantes: Estearato de magnesio y Dióxido de silicio. Cápsula vegetal (Hidroxipropilmetilcelulosa).
*%VRN: Valores de Referencia de Nutrientes.

Modo de empleo: Tomar de 3 cápsulas al día repetida en las comidas principales.

Presentación: Envase de 90 cápsulas.