Cargando... (0%)

Anemia

20 Julio 2011

La anemia es una enfermedad que tiene diversas causas, pero que sus efectos son en general muy similares como son: una laxitud progresiva, acompañado de un debilitamiento físico e intelectual, palidez en la piel y las mucosas, que puede llegar a provocar lipotimias, vértigos, palpitaciones, etc.

Los tipos de anemia con diversos, pero los más frecuentes e importantes son:

  • La anemia Hipocrómica: cuya causa es una disminución del número de hematíes, o el valor globular medio está disminuido o los glóbulos rojos contienen menos hemoglobina de lo normal. En estos casos el tratamiento general es el aporte de Vitamina B12.
  • La anemia Ferropénica:consiste en una baja tasa de hierro por lo que su tratamiento es la administración de hierro.

Existen otros tipos de anemias, como la Enfermedad de Bierner, la Anemia hipercrómica o globular, la megalocítica, la anemia perniciosa progresiva, aunque el tratamiento de todas ellas contiene Vitamina B12, hierro, ácido fólico, levadura de cerveza, Vitamina C y lecitina de soja.

Algunas recomendaciones dietéticas:

Suplementos de hierro

Si se toman suplementos de hierro, es recomendable ingerirlos:

  • Entre comidas, ya que la absorción aumenta cuando el estómago está vacío.
  • Acompañados de zumo de naranja, porque la vitamina C favorece la conservación del hierro e incrementa la absorción.

Hierro de origen animal o vegetal

El hierro que ingerimos a través de la alimentación puede ser de origen animal (hemo) o vegetal (no hemo). El tipo de hierro que mejor se absorbe es el de origen animal que contienen las carnes rojas, el pavo, el conejo, hígado, el pescado (sardina, pescadilla, lubina, rape), los crustáceos (almejas, chirlas, berberechos, mejillones) y la yema de huevo.

Los alimentos de origen vegetal ricos en hierro son las verduras de hoja: espinacas, acelgas, lombarda, perejil, y las legumbres. Dentro de los frutos secos, los más ricos en hierro son los pistachos y las pipas de girasol. Este hierro de origen vegetal se absorbe en poca cantidad porque los vegetales contienen sustancias que lo dificultan: el ácido fítico (presente en lentejas, garbanzos y cereales integrales), el ácido oxálico (contenido en espinacas, acelgas, coles, espárragos y chocolate), los taninos (se hallan en el té, el café y los vinos).

El hierro en otros nutrientes

 

La vitamina C, presente en los cítricos (naranja, mandarina, kiwi, pomelo, fresa), el tomate, el pimiento y el perejil, ayuda a la absorción del hierro. Por ello, para subir los niveles de hierro se recomienda combinar unos garbanzos con ensalada de tomate y pimiento o unas lentejas con una naranja de postre.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de diseñar para combatir la anemia ferropénica es no abusar de los productos con calcio, ya que este mineral puede disminuir su absorción de hierro.

Consejos prácticos

  • Combinar en un mismo plato una carne o pescado con un alimento vegetal rico en hierro.
  • Añadir perejil y limón exprimido a los aliños de las verduras, las carnes y los pescados.
  • Tomar de postre frutas frescas cítricas (naranja, mandarina, kiwi, fresa) o zumos de cítricos recién exprimidos.
  • Reducir la ingesta de café, té, vino y vinagre.
  • No abusar del consumo de pan integral, salvado y cereales integrales. Limitar el uso de suplementos de fibra
  • Realizar una dieta variada en la que no falte cualquier tipo de carne (especialmente ternera y cordero), almejas, mejillones, legumbres, frutos secos y verduras de hoja verde.
  • Separar el aporte de lácteos (leche, yogur, queso) de las comidas principales ricas en hierro.

Puede usted consultar la dieta recomendada por la Asociación Española de Cardiología y la Fundación Española del corazón:  Consulte la dieta dando un clik en el siguiente link Dieta para la anemia

El tratamiento recomendado para cualquiera de ellas consiste en la toma de dos cápsulas  diarias, desayuno y cena, de VITAMÁS  (Laboratorio Mahen).

Vitamás

Vitamás.

Ingredientes: Magnesio; Jalea real; Levadura de cerveza; L-Metionina; Coenzima Q10; Hierro; Zinc; Vitaminas A, E, D, B6 y B12; Niacina; Cobre; Manganeso; Ácido Pantoténico; Riboflavina; Tiamina; Ácido fólico; Cromo; Molibdeno; Selenio y Biotina.

Presentación: 30 cápsulas.

Laboratorio: Mahen, S.L.

Recomendaciones: Mantener el envase bien cerrado en un lugar fresco, seco y protegido de la luz, y lejos del alcance de los niños.